31 de agosto de 2015

La casa del tejado nuevo

Esta casa fue construida en 1912 y tiene 116m2 de vivienda, más otros tantos de almacén en la planta baja. Se compone de comedor, cocina, baño, galería y 3 dormitorios.

Al acercarnos a la casa se veía claramente que el tejado era muy nuevo, con lo que no esperaba que estuviese abierta, y en caso de estarlo, pensé que la habrían vaciado tras la renovación, pero nada más lejos de la realidad: estaba abierta y con el mobiliario completo tras más de 20 años de abandono. Puede que lo cambiasen para preservar la casa de cara a una futura venta, o bien pensaban continuar la reforma y cambiaron de idea, dejándola tal y como estaba por dentro.


Exteriormente parecía una casa buena, al menos en comparación a las de su entorno, aunque el interior era bastante austero, con tabiquería interior en madera. Aun con todo, daba una impresión bastante agradable al no estar pintada y ser igual que techo y suelo. Daba la impresión de estar en un gran bungalow.

Exteriores





En la planta baja lo más interesante eran estas lámparas



Balconada de arriba




Lo primero que encontramos es la cocina, que se divide en 2 estancias. Las paredes estaban totalmente ennegrecidas al funcionar con cocinas de leña.









Lo siguiente y mejor de la casa es el comedor, repleto de cosas







De ahí hay acceso a la galería




Y al pasillo




El baño se encuentra en un extremo de la galería






Y los dormitorios






(Fecha del reportaje: 3/2015)

29 de agosto de 2015

El hotel quemado

Este gigantesco hotel fue construido poco antes de 1880 y fue el más lujoso y conocido de la ciudad hasta su cierre hace ya bastantes años. En total la superficie se aproxima a los 10.000m2 entre todas las alas, aunque el edificio original no era tan grande.

Tras el abandono se dejó con todo dentro y durante años se mantuvo cerrado, preservándolo de vándalos y ladrones. En estos momentos, algunos exploradores empezaron a entrar con permiso. Más tarde se inició un proceso de reforma para lo que se vaciaron algunas zonas, pero quedó paralizado sin llegar a hacer nada, aunque se conservaba la vigilancia del edificio, y los permisos a los exploradores que querían entrar de esta manera.

En 2013 el acceso al edificio ya era libre y comenzó el vandalismo y los robos, incluso apareciendo numerosas pintadas, hasta que en 2014 se declaró un incendio que destruyó la totalidad de la cubierta del edificio antiguo y dañó muchas otras partes. Además de los daños propios del fuego, el agua empleada para sofocarlo dañó irremediablemente el resto de plantas. Por ser una construcción tan antigua, las paredes y techos estaban rellenas de arcilla, que con el agua, acabó perdiendo consistencia y cayendo al suelo. Posteriormente, las lluvias y nieve que suele cubrir la zona, continuaron el proceso de destrucción.

Actualmente el edificio antiguo continúa siendo plenamente transitable gracias a su buena construcción, pero con una capa de lama de grosor considerable, lo que lo hace peligroso (un resbalón y adiós cámara) e incómodo de visitar, aunque el escenario es único y digno de ver. Las zonas no afectadas, y también más modernas, continúan en el estado que tenían antes del incendio, sin gran interés.

La fachada que se ve es el edificio más antiguo y el afectado por el incendio



Escalera principal, que un día estuvo cubierta por moqueta granate.





Algunos salones






El salón principal, ya se había desplomado tiempo antes del incendio.





Aspecto de las habitaciones de esta zona






Patio interior



En el último piso...






Las zonas más modernas todavía tienen algunos muebles pero en general hay pocas habitaciones en buenas condiciones y no es nada especial que mereciese recorrer el resto del edificio, dado que habríamos perdido demasiado tiempo y había lugares mejores por visitar, así que hay pocas fotos de estas áreas.






(Fecha del reportaje: 4/2015)