29 de julio de 2015

El hotel del piano de cola

Este hotel fue construido a principios del siglo XX como hotel de lujo, y sufrió numerosas reformas y ampliaciones hasta llegar a su aspecto actual. En total tiene unos 2800m2 y no cuenta con más servicios adicionales aparte del restaurante. 

Cerró hace unos 7 años dejando todo el mobiliario y enseres en su interior, y se conserva bastante bien. Las zonas cercanas a los accesos originales están algo revueltas y vandalizadas, pero una vez subimos plantas y nos alejamos de todo eso, encontramos habitaciones donde no se ha tocado absolutamente nada. Por suerte tras el paso de los vándalos esos accesos sencillos fueron tapados y el que quedó ya no era apto para todos los públicos, con lo que la destrucción no fue a más y la mayoría del hotel se conserva muy bien.

Empezamos por la entrada principal de la parte antigua. La planta baja actúa de semisótano ya que el edificio está situado tras una ladera, y esa parte es excavada en el terreno. Por esta razón, en esta planta no encontraremos más que este hall, un comedor que se quedó a medio reformar y las zonas excavadas que se usaban como almacén.




En el primer piso está el comedor principal, cocinas y zonas comunes.



Comedores pequeños






Cocinas




Salón principal, lo mejor del hotel y aparte de la escalera, la única parte que conserva su aspecto original.








Subimos al segundo piso y aparecen las primeras habitaciones, aunque están demasiado cerca de la entrada como para estar visibles. En el distribuidor encontramos otro piano y un bonito reloj de pared.




También hay un salón





En el tercer piso empiezan a aparecer habitaciones en mejor estado




El pasillo del fondo es la única comunicación posible entre esta zona y la añadida, aunque aun falta una planta más por visitar en la parte antigua.










En el cuarto piso encontramos una de las mejores habitaciones del hotel






Bajamos hacia el pasillo que nos lleva a la parte nueva, encontrando más habitaciones de camino





La luz era realmente así



La lavandería





Llegamos a la zona añadida, que es un edificio pequeño, de poca superficie de base pero con 5 plantas. Contaba con entrada y escalera propia.








La mayoría de habitaciones de esta zona estaban tal cual las dejaron, en un estado excelente y con las sábanas dobladas encima de las camas.







(Fecha del reportaje: 4/2015)