30 de junio de 2015

El palacio del lucernario

Este palacio fue construido a finales del siglo XIX por un magnate de la minería. Tiene unos 1800m2 en 4 plantas, sin contar el sótano. Fue abandonado a inicios de los años 90, siendo vaciado por completo en ese momento. Lo poco que dejaron fue robado ya que por aquí han pasado miles de personas.

Lo interesante de este edificio es la impresionante arquitectura interior, con un lucernario que atraviesa las 3 plantas superiores e ilumina el inmenso hall de entrada. Los salones de la planta baja también son muy elegantes y los baños del piso superior son preciosos.






En los exteriores encontramos esta Citroën AKS que lleva ahí varias décadas, teniendo las ruedas ya enterradas.






En unos garajes, esta moto BMW R90S como nueva






Vamos con el interior








Diversos salones









Cocina







Los radiadores de las 2 primeras plantas parecen esculturas












Uno de los dos baños casi gemelos de esta planta






Escaleras al tercer piso, más discretas que la principal










Baño menos lujoso



Bajocubierta, aunque por altura sería perfectamente habitable






Maquinaria del ascensor





(Fecha del reportaje: 4/2015)

26 de junio de 2015

Villa Simca

Esta mansión fue construida a principios del siglo XX y tiene 470m2 distribuidos en 2 plantas de vivienda y un sótano, usado como garaje.

En los años 40 se tiró por dentro y se le hicieron forjados de hormigón en algunas zonas, a la vez que se dividió en 2 viviendas pareadas duplex. Años más tarde se eliminó la separación entre ambas, volviendo al estado inicial de una sola vivienda, pero manteniendo las dos escaleras y distribución repetida, con lo que quedó una casa bastante rara y una mezcla de estilos interior y exterior que difícilmente pegan. 


La casa fue abandonada hace algo más de 20 años y parece que se quedó en un proceso de reforma, viendo muchas de las paredes sin pintar, en las que seguramente había papel pintado que fue arrancado. Por ello el mobiliario es escaso, y lo poco que hay está en sitios donde no tiene sentido alguno.


Por lo visto en el interior fue propiedad de unos emigrantes en Estados Unidos que fueron allí en los años 20-30, lo cual podría coincidir con la construcción de la mansión o bien la compraron ya usada y la dividieron en 2 para alojar a padres e hijos o dos partes de la misma familia.

Recibidor y escaleras, con un marcado estilo de inicios de los 40, y el colorismo característico de esas décadas.





La cocina que se usaba





Baño




Pasillo




Máquina de planchar



Nada más subir las escaleras encontramos este dormitorio... algo sin sentido.




Y el pasillo que da al resto de habitaciones, con numerosos baúles antiguos





Un par de dormitorios todavía con cama





Baño de arriba




Algunos recuerdos de la familia en la emigración





Lo más interesante de esta casa se encuentra en el garaje, y que da nombre a esta mansión: un Simca 1000 y un Simca Etoile. 


Pero lo mejor es que el Simca 1000 tiene un precinto del año 1971, 9 meses después de su matriculación, por lo que en el momento de su abandono solo contaba con 1958 kms y todavía se encontraba en proceso de rodaje. Todas estas décadas le han pasado factura en forma de fuertes óxidos, aunque el interior todavía huele a nuevo, por increíble que parezca.











Su compañero el Etoile ya se veía más rodado, y además había sido importado desde Francia. El interior, al ser de tela, había sido poblado por hongos. Aparentemente por el estado de la chapa, igual de oxidado que en el otro, deben llevar guardados desde fechas similares. Viendo el "poco" polvo que tienen es casi seguro que pasaron muchos años tapados, mientras la casa se habitaba.









(Fecha del reportaje: 3/2015)