17 de enero de 2017

Hotel Castello

Este castillo fue construido en el siglo X y tras varios procesos de abandono y reutilización a lo largo de los siglos, recibió su aspecto actual en una gran reconstrucción durante el siglo XVII, alcanzando una superficie aproximada de 4000m2. En ese momento se dedicó a residencia, cayendo de nuevo en desuso hasta que hace 30 o 40 años se restauró como hotel. 

Durante esa etapa se produjeron varias reformas interiores, encontrando zonas con apariencia sesentera y otras apenas de hace 10 años. Es de admirar que en todas ellas la estructura y forjados fueron respetados, y en varias zonas no-de-hotel todavía se pueden ver los solados de cerámica antiguos. Diversas catas por todo el edificio, realizadas tras el cierre del hotel, muestran las vigas de madera en perfecto estado. 

El castillo lleva abandonado unos 4 años a fecha del reportaje, siendo vaciado en ese momento (gran decepción), y se enfrenta a una nueva fase de abandono y futuro incierto. Pero ya nada nuevo para él.






Entrada principal y antigua recepción, aunque ni el mostrador dejaron




Oficina



Escalera



Salones






Comedor




Cocina, desmantelada



Capilla



Pasillos de habitaciones




Habitaciones varias y baños, cada una con diferente moqueta y papel pintado, pero todas ellas vacías









Zona habilitada como vivienda y con suelos antiguos en algunas salas









(Fecha del reportaje: 8/2015)